Reiki y miedo

31/07/2007 El miedo es tan fuerte que te impide mover y ver con claridad y en forma optimista lo que viene. Se ve el futuro sin esperanzas y lleva a estados depresivos o a agresividad. Pero... ¿Por qué pasa esto?, ¿Cómo nos puede ayudar el reiki?...

anuncios
En una sociedad tan competitiva, el miedo es un compañero de viaje que nos puede amargar la existencia si no sabemos como convivir con él. El reiki nos puede ayudar en esta ardua tarea, antes de que el miedo se apodere de nuestro raciocinio y entendimiento.

El miedo es un mal compañero de viaje pero el reiki es un gran aliado en la tarea de controlar y manejar bien este sentimiento tan perturbador. Así, el miedo, desde el punto de vista holístico (universal) tiene vibraciones energéticas que descuadran el organismo y abre oportunidades a diversas afecciones o patologías, algunas de ellas, de severas consecuencias para nuestra salud. De hecho, según los expertos suelen atacar normalmente los riñones y los oídos y se relacionaría con el color negro, sabor salado y el elemento agua.

El miedo es un elemento tan poderoso que perturba porque impide al individuo moverse y ver con claridad lo que le está sucediendo. De hecho, el miedo provoca que veamos el futuro sin esperanzas, llevándonos a estados de ansiedad, estrés y a alcanzar cierta agresividad no deseada ya que un ser miedoso suele ser siempre agresivo. Además, como elemento todavía más desestabilizador es que estas sensaciones se contagian al resto.

Por todo ello, los expertos recomiendan ocuparse en vez de preocuparse, compartir en lugar de dividir y sobre todo dedicarse a vivir el presente sin más horizonte que el de la realización personal en connivencia con las personas de nuestro entorno, no de forma introspectiva o particularista. El futuro no existe, lo forjamos nosotros con nuestro presente y ahí está la raíz de la cuestión. Preocuparse supone ocuparse dos veces de los asuntos y por ahí es por donde llegan los miedos que nos impiden avanzar, provocando estancamiento, estrés, ansiedad, duda e infortunio. Por tanto es un tiempo perdido para otras ocupaciones más satisfactorias para nuestro cuerpo y para nuestra mente.

Negar el paso al miedo con autoconfianza y capacidad de superación, incluso cuando los resultados obtenidos no sean los esperados, pero obteniendo siempre un aprendizaje importante de cada experiencia personal. Así, las terapias holísticas, flores de Bach y terapias de apertura y equilibrio energético tales como reiki, sintergética, acupuntura, meditación, son prácticas que nos ayudarán a alejar los miedos de nuestro inconsciente.

Algunos articulos relacionados que te pueden interesar:

2 Comentarios en "Reiki y miedo"


¡Cargando los comentarios!
Paloma

Tengo miedo a nadar por el centro de la piscina.
El Reiki me curaría?
Gracias.

susana yañez cancino

quiero, saber mas sobre.reiki y como yo lo puedo, utilisar para vencer mis miedos.



Escribe tu comentario en "Reiki y miedo"